Blogia
Panfleto LAETUS

· La princesa prometida |William Goldman| ·

· La princesa prometida |William Goldman| ·

Érase una vez un tiempo en el que consideraba oro todo lo que tocaba Mark Knopfler. Adoraba sus dIRE sTRAITS y todas las colaboraciones que tuviese a bien perpetrar, que eran muchas por aquellos entonces: bandas sonoras de películas e instrumentista de lujo en otros discos. Entre las primeras supe de La princesa prometida y me la grabé en cassette (¡qué rústico suena hoy en día!), en la misma cinta de Local Hero. Entonces, cuando más tarde la pude ver por televisión, estaba más pendiente de la música que de las imágenes. Sin embargo, esa atención auditiva no fue mucho más allá de los primeros acordes, pues me descubrí absorto en las imágenes y la historia que contaban. Me gustó tanto la película que, cuando supe que estaba basada en un libro de William Goldman, apunté en alguna de las neuronas del fondo, las que reservo para la memoria a largo plazo, el leerme el libro. Pues bien, esta crítica es precisamente para hablar del libro (aunque hable de tantas otras cosas, más que nada para despistar o situaros). En tres días lo he leído y ¡no me ha gustado! ¡Horror!, es la primera vez que me pasa. Otras experiencias previas de película y libro me aportaban el doble de satisfacción, pues nunca las películas son tan fieles al libro como para que el libro no permita vivir de nuevo la historia. Recuerdo ahora un par de casos de doble disfrute: Chocolat de Joanne Harris y El nombre de la Rosa de Umberto Eco. Sin embargo, leer La princesa prometida es descubrir cómo el bello ideal del amor verdadero es algo ridículo. Y eso es triste.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Amkiel -

Yo evito, como si de la peste se tratase, leer libros basados en películas, que los hay.

Emma -

No me leí el libro pero si vi la peli por dos veces, no recuerdo muchas cosas eso es porque pasó por mi vida sin penas y sin glorias. Me gusta primero leer el libro y si puedo, la película no la veo. Me ha destrozado mi visión en algunas ocasiones.

Amkiel -

[Anjanuca] Yo no soy tan drástico pero tiendo a ver pocas películas que haya leído antes, aunque sí que me embarco en lecturas por culpa de películas que me han gustado.

[Wara] No hace falta que lo creas, lo hemos afirmado claramente.

Wara -

Creo que tenéis miedo a que os decepcionen. Leyendo el libro en primer lugar, teméis que os decepcione la pelicula; y si veis primero la película, teméis que os decepcione la lectura del libro. Yo pienso sencillamente que leyendo el libro primero, me formo una imagen que es mía... La fábrica de sueños que es el cine no puede competir con mi imaginación. Leer el libro después de la película ya no es descubrirlo con mis propios ojos, por primera vez.

(A ver si no me liado y cambiado el orden de lectura y visionado). Feliz semana.

Anjanuca -

Libro y luego película hace tiempo que dejé de hacerlo.
Película y luego libro...alguna vez y, hasta la fecha, ha habido suerte.
Generalmente o una cosa o la otra, si veo la película no leo el libro y si leo el libro por supuesto jamás la película. Supongo que por miedo a la decepción.

Amkiel -

[Edda] Ya he borrado Florin como destino de vacaciones.

[Wara] A mí me pasa justo lo contrario: prefiero ver la película antes que leer el libro; porque si no, como carmenneke, me paso todo el rato detectando discrepancias y no disfruto. En cambio, al ser el libro la fuente original, no me cuestiono un hipotético (y esperado) contenido diferente respecto a lo que ya he visto en imágenes. El único inconveniente es que así la imaginación tiene poco margen de maniobra para inventar caras y paisajes.

[carmenneke] Eso mismo me ha pasado a mí, de ahí mi exclamación de ¡horror! Está visto que no hay ninguna seguridad segura y que, a partir de ahora, además de no poder juzgar un libro por las tapas (como a las personas), tampoco podré prejuzgarlo a partir de la película.

carmenneke -

Amkiel, acabas de destrozarme una de las últimas seguridades que me quedaban en la vida: que el libro SIEMPRE es mejor que la peli (o como mucho igual de bueno, como en los dos casos que citas). Jo.

Y Wara, para mí leerme primero el libro y luego ver la peli es irritación garantizada por todo lo que se dejan en el tintero, cambian o caracterizan mal de la historia original. Pero sí es verdad que muchas películas (y series de televisión) me han llevado al libro, y he disfrutado enormemente de esas lecturas.

Wara -

Yo prefiero leer primero el libro y ver luego la película; de este modo, la imaginación del director o el buen o mal hacer de los actores no influirán en mi propia imaginación.
(Espero que no sea publicidad encubierta o alguna técnica de indución mental inversa... porque ya estoy apuntando el nombre del autor para preguntar próximamente en la biblio).

Edda -

Vaya, cómo lo lamento. Yo no he visto la película, pero sí leí el libro y aunque la historia sí me gustó, la forma de contarla no.
Supongo que después de esta experiencia tan traumática, no te quedarán ganas de leer nada más escrito por S. Morgenstern ;p
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres