Blogia
Panfleto LAETUS

· Escriure en temps digitals |Tecla Sala| [dimecres 10/09/08, 21:30h] ·

· Escriure en temps digitals |Tecla Sala| [dimecres 10/09/08, 21:30h] ·

Sigo empeñado en recuperar la costumbre de escribir a mano. Me lanzo sobre cualquier hoja despejada con la esperanza de ver danzar las musas delante de mi pluma (sí, puestos a ser arcaicos, mejor una pluma, aunque no de ganso, que tampoco hay que pasarse). Escribo una frase, a lo sumo dos, entonces vuelvo atrás para añadir aquí, tachar allá, escribo una tercera frase, miro el resultado, arrugo el entrecejo y el papel, y practico la puntería. ¿Para cuando un concurso de lanzamiento de bodrios? Entonces lo achaco al ambiente, claro, no estoy en una buhardilla sentado ante una austera mesa de madera, cerca de la claraboya para que la luna ilumine lo que la vela no alcanza. Al final, resignado, me voy a encender el ordenador para comenzar a escribir “de otra forma”.
 
En la estupenda charla-coloquio Escriure en temps digitals de la biblioteca Tecla Sala se habló de los blogs y de la tecnología, y de la influencia de todo ello en la literatura. Personas divertidas, que pusieron su empeño en ser amenas (y lo consiguieron), dijeron muchas cosas interesantes. En la frase anterior he resumido casi dos horas, esto se llama síntesis aunque también podría ser pereza. Al terminar, mientras tomábamos el helado de chocolate gentileza del lugar, pude charlar un poco con el veí de dalt, que ya había visitado virtualmente con admiración pero sin osar comentar. También me permití saludar a sfer (gracias a su blog supe de este evento), la organizadora y hacedora de fotos, aunque no sé si fue Amkiel quien le dio la mano o quien detrás de este pseudónimo se esconde. En conclusión, la proximidad de la gente contando sus experiencias es una sensación muy enriquecedora, bastante más que leerlo de alguien que me lo cuenta en su blog, como ahora éste.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

18 comentarios

Amkiel -

A veces cuando estoy esperando a que una reunión comience, por lo que tengo ante mí papel y bolígrafo, me entretengo escribiendo absurdidades con la izquierda. No soy zurdo y mi letra parece la de un niño de seis años, pero me divierte luchar contra mi impericia.

Lo que dice Günter Grass parece muy convincente, pero al igual que la tecnología facilita escribir más de lo necesario, también permite volver atrás para hacer y deshacer lo dicho hasta conseguir dejar la esencia.

Fui a la charla sin conocer personalmente a ningún bloguero y, sin embargo, no hubiese dudado por un momento acompañaros a la cena. Me lo impidió un compromiso previo, lo siento.

Vigo -

El asunto no es baladí aunque pueda parecerlo aparentemente. Günter Grass fiel defensor de la escritura manual, tenía la teoría de que los desenlaces en la novela se hacían mucho más largos cuando uno escribía a máquina. Algo así, que cuanto más rápido se escribía, a la vez se escribían más cosas que sobraban.
En lo que a mí respecta, mi escritura de estudiante ha quedado casi desterrada de mi vida. Mi letra era muy mala y todos los profes se quejaban de esos malogrados pequeños carácteres reflejos de mi personalidad. Yo mismo, en mis más que contadas anotaciones manuales, he adoptado ya desde hace años una escritura a lo Times New Roman. Cuando pienso en esto, tengo la sensación de haber perdido algo por el camino.

Tendrías que haberte venido después del encuentro en la Tecla. La mayoría de los blogueros que estábamos allí ya nos conocemos, y después de aquello salimos a cenar y a echar unas risas. :D

Amkiel -

[Wara] “Disculpa no pedida, acusación manifiesta”, pero por mucho que busco no encuentro de qué acusarte. ¿Quién se ha molestado?, que me lo cargo. :-p

[Palimp] Tendría que dar yo las gracias después del disfrute obtenido, además de ser gratis, como las cosas importantes (una puesta de sol, la luna llena, un abrazo, etc...). Sin embargo, eché en falta que, con tu bagaje, no hubieses hablado más. Como moderador tuviste una intervención más corta que la de los demás (o eso me pareció).

Palimp -

Gracias por venir y me alegra que te gustara.

Wara -

No importa tanto el estar o no de acuerdo el uno con el otro como mi incapacidad para hacerte comprender lo que intento decir. En ningún momento he pretendido molestarte; discúlpame, ¿sí?

Amkiel -

No es cuestión de menosprecio a mi opción de contarlo sino la elección de no ceñirme al tema que estoy tratando, lo cual es bastante habitual en mí. Siento no haber satisfecho tu deseo de conocimientos pero, al menos, he despertado tu interés. Sin embargo, todo tiene solución: sfer (en el artículo, su nombre lleva a su blog) ha prometido colgar próximamente un resumen del evento, y te puedo asegurar que tomó muchos apuntes.

Wara -

Perdona si insisto: lo que has contado me hizo pensar en mi propio día a día: yo sí escribo en una mesa de madera bajo una claraboya en una habitación abuhardillada que desgraciadamente ha perdido su encanto. Aquí mismo mi máquina de escribir dejó su sitio al ordenador en blanco y negro, y éste más tarde al de color. Sin embargo, todavía escribo a mano y no concibo mi vida sin lápiz ni papel…

Al margen de la herramienta que cada uno utilizamos para escribir, está lo que uno cuenta… Afirmas que es más enriquecedor el intercambio de opiniones y experiencias en una reunión pública que lo que tú mismo puedas decir sobre ello en tu blog. Acaso tengas razón, pero no debes menospreciar tu privilegio de hablar a los que no hemos podido estar allí, a los que tenemos noticia de ese evento gracias a ti.

Porque pensando en todo ello me había descubierto en la cara una de esas tontas sonrisas de nostalgia…

Amkiel -


Cuando me refiero a escribir “de otra forma” no significa realmente que vaya a cambiar de forma de escribir. Trato de asimilar el concepto de la influencia del medio en nuestra forma de expresarnos, tal como se comentó en la conferencia. Precisamente, el primer párrafo lo inspiró uno de los ponentes (escritor de libros y bloguero) cuando dijo que, a día de hoy, estaba tan acostumbrado al ordenador que le resultaba imposible hacer literatura a mano porque, además, el escribir con teclado impone un ritmo más ágil (es más fácil expresar los pensamientos tal cual se nos van ocurriendo) que el manuscrito. Tiene razón pero no me resigno.

Wara -

Creo que es bueno por cuanto aprecias una nueva realidad que juzgas mejor. Es malo si ese deslumbramiento perdura y te impide apreciar que tu realidad vieja, por llamarla de algún modo, acaso sea la única para aquellos que te leen. Mírate: eres un hombre que crea y describe mundos al otro lado de una ventana.

¿Solución? Ojalá no llegues a necesitarla.

Amkiel -

[elveidedalt] M’alegro de veure’t, veí.

[Amanda Sue] La soledad del internauta, lanzando sus mensajes a un vacío lleno de gente.

[Edda] Si fuese Picasso hasta un garabato en una servilleta sería arte, pero todavía estoy vivo, pinto fatal y, sobretodo, no lo soy.

[monsila] Gracias, por un momento me he sentido decorador de emociones. Apunto en la lista de pendientes un futuro helado de chocolate.

[Meike] Se han cruzado nuestros caminos en menos de 24h. Primero en el Tecla Sala y después en nuestros blogs. Dicen que no hay dos sin tres.

[Wara] Ah, ¿y eso es bueno o malo?, ¿tengo solución?

[Cacique] Esa frase fue una guinda del panfleto. Sobran los comentarios sobre ella, sería añadir comas innecesarias.

[AlmaLeonor] Y tanto que tiene importancia que una coma, no es aconsejable quedarse en los huesos.

AlmaLeonor -

¡Hola!
Es que una coma tiene mucha importancia, Cacique, y tu lo sabrás mejor que nadie. Fijate sino en la frase:

"El perro de "Fulano", se fue".
"El perro, de "Fulano", se fue".

¡¡Menuda diferencia!!

Pero la frase es buena, si. Y el comentario también (no iba a olvidarme de ti, Amkiel)

Besos.AlmaLeonor

Cacique -

"Me pasé toda la mañana corrigiendo las pruebas de uno de mis poemas, y quité una coma. Por la tarde, volví a ponerla"
No es mía sino de Oscar Wilde. Magnífica.

Wara -

Se me ha ocurrido copiar en Word lo que había escrito a mano; he contado las palabras, 176. Me parecieron demasiadas y sin interés y las he borrado. Tomo prestadas las de Amanda Sue, y Edda.
Creo que todavía no has salido de esa nube especie de éxtasis que lo envuelve a uno después de haber pasado una tarde agradable y sin haber sentido el paso del tiempo. Has disfrutado, pero a la vez te sientes deslumbrado.

Meike -

Es curioso, ayer también estuve en el Tecla Sala. Una pena, no saber ponerle cara a los blogs, desde luego, me habría encantado conocerte.

Y por supuesto, si es capaz de servirme para un post, es que es importante. Aunque se intente esconder ;)

Un abrazo enorme, Laetus.

monsila -

Enriquecedor es llegar de vacaciones y entrar en tu casa Amkiel,..enriquecedor es leer las joyas y los tesorillos que vas colgando por las paredes para que pueda disfrutarlas y morirme de la envidia por no saber colgar tan bien los cuadros como tu lo haces...
enriquecedor sería... poder compartir ese helado de chocolate que tan buena pinta parece tener....

Edda -

Así como los cementerios están llenos de valientes, las papeleras estan llenas de escritores. Yo dejaría de practicar la puntería, no seas tan crítico contigo mismo, deja las críticas a los lectores, a veces son buenas.

Amanda Sue -

También estuve en esta charla sobre la literatura en tiempos digitales y me pareció muy enriquecedora. Como amante de la literatura y aún demasiado prudente con las nuevas tecnologías, me alegra comprobar que aunque en distintos formatos, vamos a poder seguir transmitiendo valores e ideas, pensamientos y sentimientos, haciéndolos llegar a un público... que quiere identificarse con alguien, para no sentirse tan solo.
Es tiempo de soledad. Nos auto-aislamos voluntariamente y a través de los blogs parece que estamos saliendo a la superfície a coger aire... para seguir en nuestra burbuja. Bienvenidas sean las nuevas tecnologías!

elveidedalt -

Ei, Amkiel! Moltes gràcies per venir, per bufar l'espelma, per suportar la calor de la sala i per donar-me a conèixer el teu blog. Ens llegim!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres