Blogia
Panfleto LAETUS

EL ERMITAÑO Y LAS BESTIAS |Gibrán Jalil Gibrán|

EL ERMITAÑO Y LAS BESTIAS |Gibrán Jalil Gibrán|

En cierta ocasión vivía un ermitaño en las verdes colinas. Era puro de espíritu y tierno de corazón. Y todos los animales de la tierra y las aves del cielo se acercaban a él por parejas; y él les hablaba. Ellos le escuchaban alegres a su alrededor, y no se marchaban hasta la noche, cuando el ermitaño les despedía confiándolos al viento y al bosque con su bendición.
 
Cierta tarde, en que el ermitaño hablaba del amor, un leopardo alzó la cabeza y le dijo: «Nos hablas del amor. Dinos entonces dónde está tu compañera.»
 
Y el ermitaño contestó: «No tengo compañera.»
 
Entonces un clamor de sorpresa se elevó del coro de bestias y aves que empezaron a decirse: «¿Cómo puede hablarnos del amor y del compañerismo si no sabe nada de ello?» Y lentamente, con actitud despectiva, le abandonaron.
 
Esa noche el ermitaño se tendió sobre su estera, con el rostro contra la tierra, y lloró amargamente, y se golpeó el pecho con los puños.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Amkiel -

Aunque no cocine le creería si dice de mi plato que quedó salado, crudo o amargo.

Wara -

¿Y te comerías lo que esa persona cocine? ¿Aplicarías sus consejos a tus platos?

Amkiel -

No hace falta ser cocinero para hablar de comida.

Wara -

Este texto me confunde. Siento la tristeza del ermitaño, su buena voluntad, su dolor por haber sido ignorado o no escuchado... Es verdad que hablar, hablar, cualquier puede hacerlo. Pero, ¿qué puede transmitir alguien a unas bestias si nunca lo fue personalmente? Es decir, ¿se puede transmitir el sentimiento del amor o del dolor si nunca lo ha experimentado uno mismo?

Amkiel -

[AlmaLeonor] Este cuento demuestra que no bastan las buenas intenciones cuando estamos rodeados de bestias.

[Edda] No quisieron escucharle, que es peor.

[carmenneke] El amor verdaderamente desinteresado no espera ser reconocido, por lo que no podría estar triste por ello.

carmenneke -

Nada más triste que el amor desinteresado y sincero que no es reconocido como tal.

Edda -

No supieron entenderle, él les hablaba del amor, con conocimiento y no del desamor, con conocimiento también.

AlmaLeonor -

¡Hola!
¡¡Que tristeza más infinita me ha transmitido este texto!!
Tanto si el ermitaño sufre por haber perdido una compañaera que tuvo, como si lo hace por no haberla tenido nunca....
Tanto si las palabras del leopardo le han hecho sufrir por ser ciertas o porque con ellas ha constatado que no ha sabido hacerle llegar su mensaje....
Cualquier explicación a su llanto me ha hecho sufrir tremendamente con él....
Besos.AlmaLeonor
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres