Blogia
Panfleto LAETUS

· requiescat in pace ·

· requiescat in pace ·

Tumbado en el nicho de este mausoleo hace frío. Mi carne cada vez más escasa deja los huesos a la vista aunque no tenga ojos para contemplarlo, lo primero que se comieron. El ataúd podrido me arropa bajo su escombro pero no me protege del silencio, más frío que la fría piedra. Tu ausencia me hiere más que el paso del tiempo, la humedad y los bichos. Siempre te quejaste de que no tenía tiempo para ti, tiempo para pensar en nosotros. Vivía por inercia y todo lo que hice fue desde la inmensidad de la corriente que me arrastraba, como a los demás. Y ahora, cuando lo que queda de mí es el raciocinio enganchado a este montón de carne putrefacta, es ya demasiado tarde. Los besos no dados fueron mi último aliento y las caricias desperdiciadas el último espasmo. Los ojos que no se cerraban retenían tu último reflejo, vana ilusión moribunda. Pienso en ti con todo el corazón que no late ni tan siquiera tengo ya. Amor, no te mueras nunca.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

Amkiel -

El que se va no se lleva el dolor consigo, lo deja a los que quedan.

Wara -

Me gusta lo que escribes, aunque este R.I.P. tenga mucho de terrible para mí, el silencio y la soledad que rodea a aquellos a quienes amamos, las respuestas que sólo sospechamos o imaginamos.
Me gusta la inversión, el cambio de perspectiva; a veces no somos conscientes del dolor del que se ha ido.

Amkiel -

Los franceses no están muy convencidos de que no se deba mezclar, de ahí su “pequeña muerte”.

Emma -

El poema bonito. La soledad atormenta. El vacío interminable. No se deberían mezclar muerte y amor, combinación en ocasiones letal.

Amkiel -

Respecto a si era mujer te diría que el amor es universal, por eso nadie en particular lo suele encontrar.

٭ Laura ٭ -

Hola
Me ha gustado especialmente la parte de retener su último reflejo con esos ojos que no se cerraban pero que antes de morir simpre tenía cerrados para ella... (suponiendo que fuera una mujer, claro ;-)
Saludos

Amkiel -

Gracias, aunque el autor no es grande, sólo alto.

canela -

me ha gustado tanto como la primera vez que lo leí... eso hace imperecedero al texto y grande al autor...
gracias

Amkiel -

[Edda] Quizás los muertos no vuelven porque ahora están mejor, no lo sé y prefiero tardar en saberlo.

[monsila] Qué peligro tienes, casi me descoyuntas el panfleto. El poema es sensacional, lógico, estaba predestinado: POEma.

[AlmaLeonor] En este contexto, el “Amor, no te mueras nunca” tiene al menos dos significados diferentes.

[carmenneke] Comienzo a dudar si el tema de este artículo es “otros cuentos” o debería ser “P O E M A S”. Gracias por recordar este bonito poema de Quevedo.

carmenneke -

Alma, a quien todo un Dios prisión ha sido,
Venas, que humor a tanto fuego han dado,
Médulas, que han gloriosamente ardido,

Su cuerpo dejará, no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado.

Francisco de Quevedo, "Amor constante más allá de la muerte"

AlmaLeonor -

¡Hola!
Tus relatos son siempre fantásticos, ya lo sabes, te lo hemos dicho muchas veces. Me ha encantado la última frase (que sin el resto no tiene tanta fuerza, pero bueno): "Amor no te mueras nunca". Precioso.
Pero me vas a permitir que me dirija a Monsila: ¡¡Que bonito fragmento has encontrado!!!
Besos.AlmaLeonor

monsila -

oh...perdón...ha quedado un poema reducido a versión "liliputiense"...
-tendré que ir a buscar las gafas de cerca para tu respuesta-jejeje
un abrazo.

monsila -

[...] Frente a la mar rugiente
que castiga esta rompiente
tengo en la palma apretada
granos de arena dorada.
¡Son pocos! Y en un momento
se me escurren y yo siento
surgir en mí este lamento:
¡Oh Dios! ¿Por qué no puedo
retenerlos en mis dedos?
¡Oh Dios! ¡Si yo pudiera
salvar uno de la marea!
¿Hasta nuestro último empeño
es sólo un sueño dentro de un sueño?
(Edgar Allan Poe)

Edda -

Hacía tiempo que no leíamos uno de tus cuentos y, como siempre, la espera compensa.
Tenía ocho años la última vez que visité un cementerio, y fíjate, no tengo mal recuerdo, será porque entonces todavía creía que los muertos volvían, pero mi amiga no volvió y yo dejé de esperar y dejé de creer.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres