Blogia
Panfleto LAETUS

· Adreça desconeguda |Kressmann Taylor| ·

· Adreça desconeguda |Kressmann Taylor| ·

El mundo se horrorizó ante la barbarie del nazismo cuando Hitler murió. Es sorprendente que nadie se hubiese dado cuenta antes de lo que era capaz de hacer ese líder fanático y, por tanto, lo denunciase. Pues bien, sí hubo una persona que lo hizo: Kressmann Taylor (pseudónimo de Katherine Kresssmann Taylor), que publicó su breve novela (apenas setenta hojas) el año 1938, antes de la Segunda Guerra Mundial. Da miedo ver cómo nadie está a salvo de que un líder sea capaz de convertirnos tan fácilmente en víctimas o en verdugos, sin términos medios. Dice la contraportada del libro:
 
Adreça desconeguda va publicar-se per primera vegada el 1938, i en poc temps va ser considerada una obra mestra. Visionària, incisiva i de desenllaç imprevisible, aquest llibre ha estat tot un esdeveniment literari, el senyal d’alarma més estremidor contra el nazisme. Una història escrita sense complaença ni demagògia que descriu la tragèdia íntima i col·lectiva de l’Alemanya nazi.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Amkiel -

[Edda] Pues dispara, es una buena pieza.

[Carmenneke] Cumplir con el deber es ceder al deber la libertad de decidir. Unas veces será por comodidad y otras por imposición, pero siempre servirá como excusa, aunque no moral.

[AlmaLeonor] Te gustará, es historia antes de que lo fuese.

AlmaLeonor -

¡Hola!
Yo también lo tengo anotado, desde luego el argumento atrae muchísimo.
Besos.AlmaLeonor

Carmenneke -

"convertirnos tan fácilmente en víctimas o en verdugos, sin términos medios": esto fue exactamente lo que ocurrió en los países ocupados por los nazis, desde luego en Bélgica y Holanda. Las autoridades locales estaban bajo dominio alemán, que usó a la policía de estos países para rastrear y detener judíos y enviarlos a los campos de concentración. Aún hoy día continúa la polémica sobre el papel que jugó la policía belga en estas deportaciones: ¿eran colaboracionistas o solamente cumplían órdenes para no correr la misma suerte que sus víctimas? O como alguien llega a asegurar: ¿eran en realidad héroes, que gracias al "mal" cumplimiento de sus órdenes llegaron a salvar la vida de cientos de judíos a los que no detuvieron aún sabiendo su paradero?

Edda -

Amkiel, este libro acaba de reeditarse también en castellano "Paradero desconocido", alguien lo recomendó en el foro y lo tengo en el punto de mira.
Se te echa de menos por allí.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres