Blogia
Panfleto LAETUS

Notas sobre qué es qué |Aldous Huxley|

Notas sobre qué es qué |Aldous Huxley| Una tercera parte, más o menos, de toda la pena que la persona que creo ser debe soportar, es inevitable. Es la pena inherente a la condición humana, el precio que debemos pagar por ser organismos sensibles y conscientes de sí mismos, aspirantes a la liberación, pero sometidos a las leyes de la naturaleza, y sometidos a la orden de continuar marchando, a través del tiempo irreversible, a través de un mundo absolutamente indiferente a nuestro bienestar, hacia la decrepitud y la certidumbre de la muerte. Los dos tercios restantes de toda la pena son caseros y, por lo que se refiere al universo, innecesarios.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Amkiel -

¿Que yo me he liado del qué me yo en qué me he liado de qué?

AlmaLeonor -

¡Hola!
Creo que t'as liao en la respuesta, o me has liado a mi, no se... mañana te lo cuento otra vez.
Besos.AlmaLeonor

Amkiel -

[Malicia Cool] Sim emvargho hoi no s’e qüe me passa.

[AlmaLeonor] Ser consciente de uno mismo no implica ser consciente de ninguna nimiedad. Quien se concentra sólo en sí mismo no es que se crea el centro del universo, sino que se cree el propio universo. Únicamente los que no se importan ven a los demás y, aunque se sientan nimios, se sienten valiosos precisamente por ser prescindibles

AlmaLeonor -

¡Hola!
Una buena reflexión. Aunque eso de "organismos sensibles y conscientes de sí mismos" tiene su miga. Si somos conscientes de nosotros mismos, ¿no implica ser conscientes de nuestra nimiedad con respecto al universo y por lo tanto de lo absurdo de nuestras preocupaciones banales?
(estoy preguntona hoy)
Besos.AlmaLeonor

Malicia Cool -

Jo, qué bien has hablado hoy.

Alicia XX

Amkiel -

[Edda] Por lo visto, siempre habrá algo de pena inevitable, por lo que la felicidad sería imposible. La cuestión es cambiar nuestra definición de felicidad a una que incluya cierto ingrediente de tristeza momentánea.

[Malicia Cool] La gente te suele querer por las alegrías y, a lo sumo, soportará algo tus penas si de lo primero han guardado reservas suficientes. El amor tiene mucho de memoria. Por otro lado, quizá lo de penas “caseras” se refiera al “yo me lo guiso y yo me lo como”.

[Edda / Malicia Cool] Los obsequios colocados con cariño ayudan a aguantar la casa de la amistad, con descuido son obstáculos en la senda que lleva a ella.

Malicia Cool -

Jo, no me extraña que el tipo se pusiera de tripis... No creo que el mundo sea totalmente indiferente a tu bienestar, tu decrepitud y muerte; la gente que te quiere, no. Por eso "love is the drug" (Brian Ferry; ¿o es una versión??). Lo de que los otros dos tercios de la pena sean "caseros" me llama bastante la atención.

Yo sí estoy de acuerdo con Larra; definitivamente hace falta valor para "aguantar" los obsequios de lxs amigxs; recuerdo que cuando celebraba mis cumples llegué hasta a prohibirlos! (amablemente, claro).

Besos (¡ya nunca vienes a verme, chico!).

Alicia XX

Edda -

Según ese porcentaje tenemos más probabilidades de ser felices que de no serlo, aunque no siempre es así porque, como dices, una parte es inevitable y seguro que duele más que las otras dos restantes.

Hoy no estoy de acuerdo con la guinda, para conservar a los amigos no es necesario aguantar nada, ellos lo entienden.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres