Blogia
Panfleto LAETUS

Historia de Aurora Rodríguez y su hija Hildegart |Rosa Montero|

Historia de Aurora Rodríguez y su hija Hildegart |Rosa Montero| Aurora nació en España en la segunda mitad del siglo XIX; pertenecía a la clase burguesa, tenía ideas radicalmente feministas y estaba chiflada, pero de esto no se dieron cuenta a tiempo. Decidió crear-criar a la Primera Mujer Libre, se acostó una sola vez con un hombre para conseguirlo y, en efecto, en 1915 parió a Hildegart, a quien educó obsesivamente como quien educa a un animal de circo. Feota y rolliza, a los 14 años Hilde hablaba cuatro idiomas, sabía filosofía y colaboraba en los más importantes periódicos españoles. A los 17 había terminado la carrera de Derecho, estaba estudiando Medicina y era una célebre escritora. A los 18, en 1933, Hilde decidió marcharse a vivir a Londres animada por el famoso escritor H. G. Wells, con quien se carteaba. Tres días antes de su partida, por la noche, mientras dormía, Aurora le pegó cuatro tiros. Mató a la Primera Mujer Libre justamente porque quería liberarse.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Amkiel -

El egoísta es cruel con los demás porque no siente el dolor que provoca, sólo el suyo importa.

Anjanuca -

Hace días que no puedo evitar entrar para volverlo a leer.
¡Dios mío que cruel es el egoísmo!

Amkiel -

Sólo a ratos, el resto me parto.

Malicia Cool -

¡jajajajajajaja! cachondo eres...

alixx

Amkiel -

[Edda] Cual mariposa que no llega a salir del capullo.

[monsila] Es curioso que los grandes ideales suelen ser culpables de las mayores atrocidades. Quizá haya que conformarse con ideales pequeñitos.

[Malicia Cool] Amor desmadre.

[Anna] Es algo pasajero.

Anna -

Hacía días que no pasaba por aquí y me has dejado sin palabras.

monsila -

ups.....me olvide de poner el nombre

Anónimo -

“Como una gran artista que puede destruir su obra si le place, porque un rayo de luz se la muestra imperfecta, así hice yo con mi hija a quien había plasmado y era mi obra”.
Tras escuchar su condena, Aurora Rodríguez celebró haber sido reconocida en la lucidez de sus actos y prometió vivir ‘lo que le restase de vida entre los nobles muros de la prisión, continuando con su apostolado con más fervor y entusiasmo que nunca’ negándose a mantener trato con nadie más que con un gato al que cuidaba amorosamente, convencida de que se trataba de la reencarnación de Hildegart.
En su último artículo, Hildegart había escrito ‘No puede pensar en liberar a nadie quien no ha empezado por liberarse a sí mismo’
....que miedo....-sin querer parecer frívola- no os parece esto la sinopsis de una película de terror?

Edda -

Cual mariposa a la que cortan las alas para impedirle volar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres