Blogia
Panfleto LAETUS

· Post Mortem ·

· Post Mortem · Al llegar a casa encontró a su padre tendido en el pasillo. Se acercó temeroso y, al no ver señales de vida en el cuerpo, se abalanzó sobre el teléfono. Descolgó y esperó a tener señal para marcar el 061, pero la señal no venía. Un leve siseo, como de viento en el páramo, era lo único que se escuchaba, hasta que apareció una voz, su padre:
 
-Hijo, vanos serían los esfuerzos para devolverme a la vida, he muerto. Tu madre, que tanto te quiere, me estaba esperando aquí y me ha pedido que te llame. Lo hubiera hecho ella misma pero aquí uno se olvida pronto de hablar, cosa que me pasará a mí también. Ya fue suficientemente doloroso que ella desapareciese por culpa de aquel conductor beodo, que quedaran tantas cosas por decir, toda una vida por compartir. Acababas de cumplir ocho años y me dijiste que odiabas a tu madre por haberse ido sin un beso ni un adiós, el beso protector que recibías cada noche. ¿Quién ahuyentaría entonces los monstruos para poder dormir?, me dijiste también. Yo lo intenté, aunque con poco éxito en vista de los que te acosaban después en las pesadillas. Y ella que lo veía desde aquí, la pobre, cuánto lo sintió, pero por entonces ya se había olvidado de hablar. Y ahora desaparezco yo mientras tú estás en la oficina, cosas de corazón débil en todos los aspectos. Eres un hombre hecho y derecho, un orgullo para nosotros que te quisimos tanto. Pero tu madre me ha pedido que te llame, no podía volver a suceder de nuevo. Hijo, tu madre y yo te mandamos nuestro beso de despedida, te queremos.
 
En ese momento el teléfono dio señal. Colgó llorando.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Amkiel -

Es una pregunta interesante que espero tardar mucho en poder responder, aunque no pueda cuando ya pudiera.

Nusca -

Yo, siendo ya madre, no podría soportar irme sin despedirme... aunque ahora que lo pienso ¿acaso hay posibilidad de no soportar después de morir?

Amkiel -

No es lo mismo, pero muchas veces es suficiente, gracias.

Malicia Cool -

Sí, hombre, eso te lo dicen luego tus pares, amigos y amores; ¡o tus hermanos, que es lo mismo!

Besazos, guapo

Alicia XX

Amkiel -

[Edda] Ojalá todo fuera encuentros y no hubiese despedidas.

[monsila] Eso significa que lo tienes, me alegro.

[Malicia Cool] Sí, crecer como persona, pero sin nadie que pueda decirte ya lo orgulloso/a que se siente por ello.

Malicia Cool -

La muerte de los padres es una de las mayores pruebas de la vida (junto con esos teribles "heartbreaks" y esas estúpidas tragedias que lamentablemente ocurren a veces).

Una de las cosas que, a la postre, más te hacen crecer como persona.

Abrazos,

Alicia XX

monsila -

ufffff...directo al corazón...

Edda -

Vaya, al paso que voy tendré que buscarme un teclado impermeable. Sería bonito poder despedirnos así, como lo cuenta tu relato, pero no por ello la despedida sería más fácil.
Me voy un rato al observatorio, así mirando al cielo las lágrimas no superarán la ley de la gravedad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres