Blogia
Panfleto LAETUS

La sujeción de las mujeres |John Stuart Mill| [fragmento]

La sujeción de las mujeres |John Stuart Mill| [fragmento] El hombre no quiere únicamente la obediencia de la mujer, quiere sus sentimientos. Todos los hombres, salvo los más brutales, desean tener en la mujer más íntimamente relacionada con ellos, no una esclava forzada, sino voluntaria; no simplemente una esclava, sino una favorita. Por eso han hecho todo lo posible por esclavizar su espíritu. Los amos de los demás esclavos cuentan, para mantener la obediencia, con el temor: el que ellos mismos inspiran o el que inspira la religión. Los amos de las mujeres quisieron más que una simple obediencia, y encaminaron toda la fuerza de la educación para conseguir su propósito. Así, todas las mujeres son educadas desde su niñez en la creencia de que el ideal de su carácter es absolutamente opuesto al del hombre: se les enseña a no tener iniciativa y a no conducirse según su voluntad consciente, sino a someterse y a consentir en la voluntad de los demás.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

sabrina ayelen -

hola! yo creo q stuart mille fue una gran pensador liberalista del siglo 19 en la explandorosa inglaterra creo que su obra teoria ha ayudo mucho para descubrir el poeque de la sujecion de la mujer a el hombre ey como se puede salir de ella recomiendo a todos en especial a los hombres que lean su obra es clara y consisa como mujer me aferro a su pensamiento y la mujer debe de estar separada de la voluntad de su obra reenmarcado su individualismo para ir en busca de la gran felicidad. saludos!!!

Amkiel -

Hola Alicia, tronqui, qué tal. Tuyo es y no me lances tantas flores que terminarán por confundirme con un piel roja. Además, ahora es más tuyo que mío pues lo has mejorado añadiendo más información (así que ya sabéis los demás, ir allí si queréis saber más, que no ocupa lugar ni apenas ancho de banda).

Nota: Para acceder a la bitácora de Alicia clicar en su firma.

Alicia Malicia Cool -

Hola, Amkiel, colegui; ¡cuánto tiempo! Con tu permiso me llevo este texto, que me interesa -a ver si lo encuentro en inglés también- para tunearlo en mi blog pero, claro, mencionando la deslumbrante fuente (osease, tu blog).

Un abrazo y gracias por ser tan interesante!

Alicia XX

Amkiel -

En la educación, “tú” y “yo” no deberían de tener género, como en nuestra lengua.

AlmaLeonor -

¡Hola!
Siendo como dices, entonces hay que felicitarte por encontrar a un autor que ha sido capaz de reflejar tan tempranamente algo tan intemporal (¿o atemporal?) que sigue siendo una realidad en nuestros días.
Besos.AlmaLeonor

Amkiel -

AlmaLeonor: Piensa que Mill vivió del 1806 al 1873. No es fácil descubrir una anormalidad que forma parte de la cotidiana normalidad.

Consumidor irritado: En la época del texto era lo habitual. Por suerte hemos cambiado a mejor aunque todavía se den casos de lo peor.

Consumidor irritado -

La educación es cosa de varios, y siempre se puede contrarestar. No estoy de acuerdo en que las mujeres son educadas en "no tener iniciativa", quizas algunas pero decididamente no es una generalidad

AlmaLeonor -

¡Hola!
¡¡¡¡¡Mira el tal John Stuart Mill, lo que ha descubierto!!!!!!
¿habrá tardado mucho en darse cuenta?
Besos.AlmaLeonor
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres