Blogia
Panfleto LAETUS

Nombrar, dar existencia |Carmen Martín Gaite|

Nombrar, dar existencia |Carmen Martín Gaite| Un dolor de muelas es siempre el mismo y sigue ahí, aun cuando no hables de él. Pero otra clase de dolores se configuran y acrecientan precisamente al nombrarlos. Por ejemplo, las penas de amor. Hay cosas que sin contarlas tal vez no cobrarían existencia. Y a lo mejor ni falta que hacía.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Amkiel -

Pues es verdad, qué cosas.

Amanda Sue -

Pero las lenguas muertas están más vivas que los que las hablaban.

Amkiel -

Dicen que las lenguas evolucionan, están vivas. ¡Qué diantre!, somos nosotros los vivos.

Amanda Sue -

Como estudiante y amante de otras lenguas, estoy totalmente de acuerdo con AlmaLeonor cuando dice que "la lengua condiciona nuestra visión del mundo". Es curioso comprobar como, cada vez con mayor frecuencia, vamos incorporando a nuestro lenguaje, palabras o expresiones de otros idiomas (e incluso propias), que nos sirven para expresar lo que no podemos traducir, y es que el sentir no se puede traducir, sólo interpretar. Amkiel, lo dejo a tu libre interpretación o particular visión de la realidad...

Amkiel -

Has entendido tu versión de la realidad.

AlmaLeonor -

¡Hola!
Amkiel si no te "conociera" diriase que se te ha trabado la lengua en tu comentario, jejejeje. Creo que despues de leerlo unas cuantas veces lo he entendido.
Besos.AlmaLeonor

Amkiel -

Eider / AlmaLeonor: Aunque la realidad es previa a nuestro lenguaje y ajena a nuestro conocimiento, como necesitamos lo intermedio para que lo último nos lleve a lo primero, es decir, como la realidad no la conocemos hasta que la nombramos, el cómo lo haga cada uno dará una interpretación diferente y, por ende, una realidad propia.

AlmaLeonor -

¡Hola!
Completamente de acuerdo, Eider. Esa relacion del lenguaje con la realidad (o la no realidad) es precisamente uno de mis temas favoritos.
Una vez leí que la lengua condiciona nuestra visión del mundo. Y creo que es una gran afirmación.
Besos.AlmaLeonor

Eider -

No hace mucho leí que ni en castellano, ni en inglés ni en francés ni en los idiomas más usados existía una palabra que significase exactamente "dolor de una madre por la pérdida de su hijo". Curiosamente, afirmaba el autor de la reseña, en varios idiomas africanos sí existía la palabra para definir ese sufrimiento.

La relación existente entre el lenguaje y la realidad, y cómo se modifican entre sí me parece un tema muy sugestivo.
Besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres