Blogia
Panfleto LAETUS

Teoría del miedo |Michael Moore|

Teoría del miedo |Michael Moore| Los peregrinos fueron a América porque temían ser perseguidos. Temor, miedo... ¿Y qué pasó luego? Los peregrinos llegaron a América, temerosos y asustados, se encontraron a los indios y tuvieron miedo de ellos, así que los mataron; luego empezaron a tener miedo de sus paisanos, empezaron a ver brujas por todas partes y las quemaron; luego, hicieron la Revolución y ganaron, pero tenían miedo de que los ingleses volvieran. Entonces, alguien escribió la Segunda Enmienda, que dice: Conservad vuestras armas porque los ingleses podrían regresar. ¿Y qué pasó? ¡Los ingleses volvieron de verdad! Y ¿qué es lo peor que se le puede hacer a un paranoico? ¡Que sus miedos se conviertan en realidad! El miedo que sienten los americanos se remonta a la época en que en este país vivía una población de esclavos que, en los 86 años transcurridos desde la Guerra de Independencia de 1776 a la Guerra Civil en 1861, se incrementó de forma desmedida, pasando de 700.000 a 4 millones de individuos. Los blancos estaban aterrorizados por la idea de que los negros pudieran obtener la libertad. En 1863 Samuel Colt inventó el revólver (el arma de seis tiros). Hasta ese momento era imposible hacer más de un disparo a la vez. En los 10.000 años anteriores, siempre había sido necesario recargar todas las armas antes de hacer un segundo disparo. En cambio, el Colt era portátil y económico. Y así los blancos del Sur se armaron con lo que llamaron “El Pacificador” y lograron mantener la esclavitud 25 años más. En los 40 años siguientes, Colt en mano, se exterminó a los indios. Por el miedo, los blancos fundaron el Ku Klux Klan y poco después la Asociación Nacional del Rifle, que quería que las armas las tuvieran exclusivamente los blancos. Cuando en los años cincuenta, la población de color se hartó y se rebeló los blancos construyeron y se refugiaron en barrios residenciales con montones de armas. Resultado: gran parte de los 250 millones de pistolas y fusiles existentes en Estados Unidos son propiedad de los blancos que viven en barrios residenciales muy tranquilos y seguros, donde prácticamente no hay delincuencia. Y por esa razón, en Estados Unidos, la mayor parte de los crímenes ocurren en las casas, entre marido y mujer, entre novios, entre compañeros de trabajo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Amkiel -

Se supone que Dios está en todas partes, así que no se puede estar más cerca.

HANNA -

si el mundo estubiera mas cerca a DIOS todo eso no pasaria y las personas no se matarian unos con otros y si le esnseñaramos anuestros hijos el valor de la vido el mundo fuese mejor

Amkiel -

Una gran idea en mentes estrechas ocupa todo el espacio disponible. Por eso hay que buscar ideas pequeñas y agrandar nuestra comprensión.

Petunia -

nada más peligroso que una gran idea en mentes estrechas, ahora imaginen las grandes armas...

Amkiel -

Edda: Así sea.

Nuska: Si cada vez nos parecemos más a los norteamericanos es que estamos dejando de parecernos a nosotros mismos. Es preocupante.

Nuska -

Lo peor de todo es que cada día nos parecemos un poco más a los norteamericanos.

Edda -

Pues haría menos daño si se suicidara, o al menos sólo se lo haría a él mismo. Lo que dices, son crímenes incomprensibles.

Amkiel -

La navaja es un arma blanca sólo hasta que se utiliza, después es roja.

Hay crímenes incomprensibles, que parecen más un suicidio del depositario de los motivos de vivir, que resulta ser otro diferente del propio suicida.

Edda -

Entonces si los blancos tienen las pistolas, los negros portan las navajas, umm....entonces ¿por qué llaman a la navaja arma blanca? :)

Desgraciadamente Amkiel aunque aquí no tengamos pistolas, no hay que irse tan lejos para oir hablar, demasiado a menudo, de los crímenes de los que habla Michael Moore.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres