Blogia
Panfleto LAETUS

· Los Pilares de la Tierra |Ken Follett| ·

· Los Pilares de la Tierra |Ken Follett| ·

Los Pilares de la Tierra de Ken Follett, en edición de bolsillo, es un mamotreto de más de mil páginas que ha gustado a casi todo el mundo. Para tener un “casi” basta sólo una voz disonante y, en este caso, reclamo el humilde derecho a la disidencia, sin ánimo de ofender. Veamos, el libro se lee con facilidad pasmosa (roza lo insulso) y tiene 1.350 páginas como podría haber tenido perfectamente 700 o 2.300 (sorprende el primer contraste de prosperidad/desgracia, pero después de repetirlo varias veces ya cansa). Los comportamientos de los personajes son anacrónicos, especialmente en los lances amorosos, y la ambientación de época bastante escasa (faltan detalles). Las enseñanzas que se extraen del libro son más bien pocas y la corriente subterránea que lo mueve es la típica americanada del “tú puedes”, “just do it”. Además, la edición de bolsillo no cabe en ningún bolsillo. Sin embargo, pese a todo lo dicho con ánimo de demolición, el libro es muchísimo mejor que cualquiera del Dan Brown de las narices. Gracias por vuestra atención y no me lo tengáis en cuenta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Amkiel -

La cuestión del gusto está muy relacionada con las expectativas. O bien esperaba demasiado de este libro y, por eso, me decepcionó, o bien es un rollazo como la copa de un pino.

Amanda Sue -

Debo decir que me ha gustado. No es un libro que te marque o te plantee preguntas, pero realmente engancha y eso lo hace rápido de leer, a pesar del volumen, que no es manejable.
Encuentro que tiene cualidades que lo redimen, a pesar de la crítica caústica que has hecho. Los personajes son atípicos en el sentido de que hay varios protagonistas (o focos de atención) cuyas historias se acaban entrelazando, pero que no son totalmente buenos, ni totalmente malos (no los puedes juzgar ni condenar, son producto de sus circunstancias particulares e históricas). Creo que ha logrado que la ambientación de época sea precisa sin llegar a ser farragosa. No es un clásico pero tampoco es Dan Brown.

Amkiel -

Que sea fácil de leer no constituye una crítica pues debiera ser el objetivo de todo escritor. Y aunque hace tiempo que dejé de buscar respuestas en los libros, cuando leo uno quisiera que al menos me plantee algunas preguntas.

Nuska -

Pues a mí me gustó, aunque estoy de acuerdo en que sobran capítulos densos y repetitivos. Pero me enamoré del protagonista pelirrojo ^^
¿Qué tiene de malo que los libros sean fáciles de leer? Cuando yo leo es para dejar volar la imaginación, si me lo ponen muy difícil (a lo Lovecraft, lo siento pero le odio), acaba aborreciéndome el libro por no entender.

Amkiel -

Edda: Una opinión en sí misma no es digna de nada, sólo a su autor se le puede otorgar dignidad aunque lo dicho sea una perfecta estupidez, y por ello mismo cualquier opinión es criticable si se hace con respeto a la persona. Por cierto, esta disgresión es general y ha sido inspirada sólo por tu primera frase. Acerca del tamaño del libro he de reconocer que cuando lo tuve por primera vez en mis manos estuve a punto de cortarlo por la mitad para hacerlo más transportable, pero me pudo la bibliofilia.

Anna: Construir una catedral en dos días, ya podrían ir aprendiendo los de la Sagrada Familia.

Anna -

Tienes razón en eso que lee con facilidad pasmosa: me lo llevé hace unos seis años a un destierro de un mes a Porto pensando que como era tan grueso me duraría un montón, pero lo liquidé en dos días! Eso sí, fue porqué me enganchó un montón.

Edda -

Cualquier opinión es digna de tener en cuenta, ¿por qué no?. A mí sí me gustó el libro, también me pareció muy largo, tiene capítulos muy densos que se podían haber suprimido. Aportar me aportó entretenimiento nada más.
Si te has leído la edición de bolsillo te habrás dejado los ojos. Ahora tendrás que buscar un libro más liviano para que tu bolsillo recupere su forma.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres