Blogia
Panfleto LAETUS

Carta de amor de Catulo a Lesbia [Roma clásica]

Carta de amor de Catulo a Lesbia [Roma clásica] Dame mil besos, luego cien, después otros mil, luego cien más, luego mil, después cien; por fin, cuando hayamos sumado muchos miles, embrollaremos la cuenta para no saberla y para que ningún envidioso nos pueda echar mal de ojo cuando sepa que nos hemos dado tantos besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Amkiel -

¡Anda!, una cómplice.

Edda -

Señoríta Eider, ejem!, haciendo de abogado del diablo y viendo como se desarrollan los acontecimientos, le recomiendo que oculte las pruebas, creo que se hayan en su poder demasiados datos comprometedores.

Amkiel -

Ajá, reconoces que estuviste en la escena del crimen, no sé que opinaría un juez de esto.

Eider -

¡A mí no!
Yo sólo pasaba por aquí y me quedé a mirar un poquito...
B.J.

Amkiel -

A ver si nos denunciarán a todos por poetrastia.

Eider -

Te voy a contar algo divertido. Esta tarde al intentar entrar en este poema desde un acceso "protegido" lo ha clasificado como página con elementos pornográficos y no me ha dejado. He supuesto que se debía a la destinataria de la carta, pero como hayan tomado nota de mis pretensiones... vaya marrón en mi currículum de accesos.

B.J.

Amkiel -

Tengo otra traducción mejor: “El estampido de un beso no es tan fuerte como el de un cañón, pero su resonancia dura más.”

Edda -

"El ruido de un beso no es tan retumbante como el de un cañón, pero su eco dura mucho más." Oliver W. Holmes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres