Blogia
Panfleto LAETUS

· Feo ·

· Feo · Nunca me ha gustado mi aspecto, lo cual es uno de los pocos gustos que comparto con el resto de la gente. Nada más nacer, la comadrona le dijo a mi padre que esperaba ansioso: “ha sido feo”. Mi apodo en el colegio era “eso” y en el instituto todas las chicas tenían novio, o eso me decían. En la universidad me confundían con el bedel, que siempre son feos, por lo que a clase iba con mi carpeta para tomar apuntes y el proyector de transparencias para el catedrático. Terminé la carrera sin pena ni gloria, sin apenas molestar, pero mis compañeros no me dejaron aparecer en la orla. Cuando salía por la puerta de atrás de la universidad, tomé la determinación de terminar de una vez por todas con mi vida de feo. Al llegar a casa fui directo al lavabo y eché el pestillo, el metálico, se entiende. Metí los dedos en la nariz y tiré con fuerza en dirección a la frente. Un crujido me indicó que el tabique nasal había cedido. Seguí tirando hasta que la carne se desgarró en dirección a las orejas permitiendo, por último, arrancarme todo el cuero cabelludo y dejarlo colgando en la nuca como unas greñas de rastafari. Los labios los dejé en su sitio de momento pues podía tener sed antes de terminar y todo el mundo sabe que es muy difícil beber sin ellos. A continuación comencé a estirar los bordes del ombligo, lo cual me resultó molesto pues me producía cosquillas. En previsión me había metido dentro de la bañera pues rápidamente las tripas comenzaron a desparramarse por el fondo. Una vez haberle dado la vuelta completa al ombligo, como si fuese una cremallera alrededor de la cintura, tuve sed y bebí. Por suerte no había dañado ningún intestino pues no detecté pérdidas. Bajarme la piel hasta los tobillos fue fácil, como quitarse un pantalón. El sexo no lo toqué porque es pecado. Sólo me quedaba la piel del pecho y los labios que, utilizando la misma técnica habitual, me quité como si de un jersey se tratase. Una vez sin cueros y con el interior al aire me miré en el espejo y pensé: “La belleza está en el interior”.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

16 comentarios

Amkiel -

A veces pienso si montar un equipo de baloncesto con los enanos de mi circo.

Amanda Sue -

Menudo retrato te estamos haciendo! Un piropo que te echo y no lo aceptas... está claro: enanos al cuadrado!

Amkiel -

O minúsculas enormes, está visto que me crecen hasta los enanos.

Amanda Sue -

Es un caso claro de mayúsculas encogidas. BB

Amkiel -

Gracias pero no tiene ningún mérito, venían de serie con mi cabeza.

Amanda Sue -

Coincido con Edda en lo de que tienes unos ojos muy bonitos y ya sabes, los ojos son el espejo del alma... que está en el interior, creo... BB

Amkiel -

Edda: Es que la mente me pone.

AlmaLeonor: Gracias, ya me creía condenado a vagar eternamente por los pasillos de la universidad. Un beso...

AlmaLeonor -

¡Hola!
¡¡Si cuentas con la ayuda de Eider tengo que perdonarte del todo!!

(Pero que conste que pasar de bedel feo al gato de Alicia en el Pais de las Maravillas, no se si es mejor o peor, jejejejeje. Al menos me habeis hecho reir)

Besos.AlmaLeonor

Edda -

¿Aburrido tú?, completamente en desacuerdo. Para ser un tipo estándar vaya amantes mas raros que te echas.

Amkiel -

Edda: Ya ves, soy un tipo completamente previsible, perfectamente estándar, absolutamente aburrido, innegablemente monótono y amante de los adverbios.

AlmaLeonor: Pero si en cualquier caso la belleza está en el interior.

Eider: Como el gato de Alicia en el País de las Maravillas.

Eider -

La sonrisa de Alma podría iluminar ella solita un akelarre en el fondo abisal atlántico.
B.J.

AlmaLeonor -

¡Hola!
Ya!! ¡Intenta arreglarlo ahora, anda!!
Te va a costar más que eso.
Besos.AlmaLeonor

Edda -

Jajaja, ¿Por qué será que ya no me sorprendes?, espera una respuesta así.

Amkiel -

Edda: Lo bonito es mi caída de ojos, porque rebotan en cualquier superficie.

AlmaLeonor: Me temo que las bedeles guapas no superaron el casting para aparecer en el cuento, porque ellas son reales.

AlmaLeonor -

¡Hola!
Lo de que los bedeles son todos feos no te lo perdono.
Besos.AlmaLeonor

Edda -

¡Qué bueno! me encanta. De las greñas a lo rastafari algo he oído, pero del resto no me lo creo. Recurriré a mis contactos para confirmar tu historia. Ah! se te olvidó una cosa, dicen que los ojos son el espejo del alma y a mi me han dicho que los tienes muy bonitos. Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres