Blogia
Panfleto LAETUS

· Diario mexicano ·

· Diario mexicano ·

sábado, 07/01/06 por la tarde, Barcelona
 
Para entrar en Narnia hay que atravesar un armario, una singularidad espacio-temporal que transporta a otras dimensiones. También están los agujeros negros que nadie sabe a dónde van ni nadie quiere averiguarlo in situ pues, de todos modos, a dónde sea se llegaría batido molecularmente, lo cual no parece una sensación especialmente agradable. Hay que añadir, además, otra singularidad espacio-temporal, ésta cotidiana: la maleta. En una maleta cabe más de lo que ocupa. El espacio disponible se expande conforme se comprime lo colocado y las paredes de la maleta, sorprendentemente, aguantan la discontinuidad. Evidentemente se trata de una situación de inestabilidad y, por lo tanto, puede producirse la expansión súbita con desparramamiento de contenido. O bien pueden cambiar las condiciones físicas y lo que una vez accedió a la dimensión de la maleta negarse a hacerlo de nuevo, lo cual suele ocurrir en lugar lejano sin otra alternativa que expandir el volumen y tornar esférico lo que una vez fue un paralelepípedo.
 
Tengo la maleta preparada, prueba fehaciente de lo explicado antes, pues mañana me voy un mes a trabajar en México. Que Zapata me proteja.
 
 
lunes, 16/01/06 después de cenar, México
 
Hoy ha hecho calor y ahora mismo el aire sopla caliente, cuando lo "normal" sería que por la noche hiciera frío y por el día se rondasen los 20 ºC. La puerta al jardín no ajusta bien y de tanto en tanto se oye el silbido del espíritu del viento. La luna está llena y su faz es sonrosada, como si se avergonzase de crear las sombras de la noche. Y yo que lo escribo y nadie me lee, esto se llama soledad.
 
 
martes, 17/01/06 después de cenar, México
 
Ayer hizo calor, hoy hizo frío, me siento un filete vuelta y vuelta, poco hecho, por favor. El viento no amainó en todo el día y el polvo del terreno se coló por los resquicios más recónditos de mi ser, así que aparte de filete me siento croqueta rebozada. Conste que he cenado pero comer aquí es abrirme aún más el apetito, cuando lo que yo querría es perder peso. Y es que me lo como todo, cuanto más raro mejor, pues lo mío es el turismo gastronómico. Hoy estuve trabajando hasta las 21:00h, lo cual significa que si en Barcelona era explotado ahora soy un explotado internacional. Y eso es todo por hoy, me voy a dormir hasta que el gallo o el burro de la finca de enfrente me despierten de madrugada... tendré que comérmelos para que dejen de molestar.
 
 
lunes, 23/01/06 después de cenar, México
 
Ha llovido, ¡milagro!, pero sólo un poco y suavecito, así que ha sido un milagro chiquitito. Se supone que estamos en época seca pero si lloviese en época mojada lo estaría haciendo sobre mojado y, claro, ya no habría sorpresa. Así que los cáctus se han mostrado hoy más relucientes, y sus púas presentaron la típica gota que cae de la jeringuilla del genio chiflado que ha decidido experimentar con tu cuerpo. El suelo olía a mojado y caminar por fuera era como seguir en la cama, arropado por los agradables efluvios de la naturaleza. Y hablando de naturaleza: El burro de enfrente ha estado callado, ¡milagro!, ojalá pille un resfriado.
 
 
martes, 24/01/06 después de cenar, México
 
Hoy ha vuelto a llover, lo cual dejará de ser milagro para convertirse en plaga divina si sigue así muchos días. Y hablando de lo divino y lo mexicano, al lado de la residencia hay una pequeña iglesia en la cual todavía no he entrado pues para hacerlo hay que estar armado de fe y escopeta, cuando menos. En lo alto de la entrada se ve una cruz iluminada, no precisamente por el Espíritu Santo sino por la Compañía Eléctrica pues su perfil es un neón luminoso. Algo así como la entrada de un prostíbulo pero en reverente. Y continuando con lo divino, en muchas de las máquinas aparece la pintada “primero Dios”. Resulta curioso que aquí se diga precisamente “primeramente Dios” en lugar de nuestro “Dios mediante”, lo cual me lleva a pensar que en  España empezamos las cosas al tuntún y después (en el medio) nos encomendamos a Dios sólo por si acaso. ¿Habrá algún lugar en el que la expresión sea “Dios finalmente”? Quizá cuando te encuentre, amor.
 
 
lunes, 06/02/06 después de dormir 15 horas seguidas, Barcelona
 
El mundo es pequeño y, desde 1492, también redondo. Así pues no existe posibilidad de crecimiento personal cuando seguir indefinidamente cualquier camino nos llevará irremediablemente de vuelta al lugar de partida. El empeño debe de estar entonces en hacer más confortable esta jaula en la que nos movemos en círculos, amueblar los pensamientos y adornarlos con sentimientos viejos, nuevos e inventados. Llegar al final del camino es encontrar el inicio de nuevo. Las circunstancias que rodean nuestra vida conforman el carácter, tanto las voluntarias como las infligidas. El viajar es una de las más enriquecedoras pues el contacto con otras culturas barniza nuestros matices y relativiza nuestras conclusiones. Y volver es tomar conciencia de que hay cosas que han cambiado aunque sigan siendo las mismas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Amkiel -

Bienvenida y gracias. Ahora que has descubierto este panfleto ignoto puedes intentar colonizarlo aunque yo, su curioso habitante, no deje por ello de hacer el indio.

maría -

Que interesante tu blog. Hade dias que lo descubri, pero hoy es cuando me he puesto a leer algunas cosas. Me encanta poder descubrir tantos poemas, música, de todo. Aunque la verdad es que he preferido pararme en algo mas personal, para intentar descubrir un poquito de ti.
Me gusta como escribes, y me has causado esa sensacion de curiosidad e interés que tanto me gusta. Espero seguir leyendote. Un saludo.

Amkiel -

Carlos: Pues no te creas, ya me había acostumbrado a no ser nadie de nuevo. Y sí que borraron pues se perdieron los artículos de la semana anterior a la avería pero, por suerte, tenía una copia ya que no me fío que aunque no soy gallego poco me falta.

AlmaLeonor: Gracias, cada comentario tuyo me recarga las pilas.

AlmaLeonor -

¡Hola!
Aún no he leído nada, pero ¡¡Que alegría volver a ver esta página!!
Besos.AlmaLeonor

Carlos -

Con ganas de volver?

He visto que el Servidor te tuvo fuera de combate varios días, vaya faena, menos mal que no han borrado nada.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres