Blogia
Panfleto LAETUS

Elegía lamentable |José Ángel Buesa|

Elegía lamentable |José Ángel Buesa|
Desde este mismo instante seremos dos extraños
por estos pocos días, quién sabe cuántos años...
Yo seré en tu recuerdo como un libro prohibido,
uno de esos que nadie confiesa haber leído.
Y así mañana, al vernos en la calle, al ocaso,
tu bajarás los ojos y apretarás el paso,
y yo, discretamente, me cambiaré de acera,
o encenderé un cigarro, como si no te viera...
 
Seremos dos extraños desde este mismo instante
y pasarán los meses, y tendrás otro amante:
Y como eres bonita, sentimental y fiel,
quizás, andando el tiempo, te casarás con él.
Y ya, más que un esposo será como un amigo,
aunque nunca le cuentes que has soñado conmigo,
y aunque, tras tu sonrisa, de mujer satisfecha,
se te empañen los ojos, al llegar una fecha.
 
Acaso, cuando llueva, recordarás un día
en que estuvimos juntos y en que también llovía.
Y quizás no te pongas nunca más aquel traje
de terciopelo verde, con adornos de encaje.
O harás un gesto mío, tal vez sin darte cuenta,
cuando dobles la almohada con mano soñolienta.
Y domingo a domingo, cuando vayas a Misa,
de tu casa a la Iglesia, perderás tu sonrisa.
 
¿Qué más puedo decirte? Serás la esposa honesta
que abanica al marido cuando ronca su siesta:
Tras fregar los platos y de tender las camas,
te pasarás las noches sacando crucigramas...
Y así, años y años, hasta que, finalmente,
te morirás un día, como toda la gente.
Y voces que aún no existen sollozarán tu nombre,
y cerrarán tus ojos los hijos de otro hombre.
Y no me importa quien pase después por un sendero,
si me queda el orgullo de haber sido el primero.
Y el vaso que embriaga mi ilusión y mi hastío,
aunque esté en otra mano seguirá siendo mío.
Por eso puedes irte mi pobre soñadora,
pues si el reloj se para no detiene la hora,
y tú serás la misma de las noches aquellas
aunque cierres los ojos por no ver las estrellas. 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Amkiel -

Me gusta eso de alegrarnos mutuamente, ¿seguro que hacen falta más invitados?

Amanda Sue -

Veo que estás de acuerdo conmigo: oh, milagro! milagro! Haremos una fiesta para celebrarlo. Estáis todos invitados a la fiesta para alegrarnos mutuamente! Besos.

Amkiel -

"Duermo mal, paso la mitad de las noches en vela, mirando el techo en la oscuridad con los ojos bien abiertos, tan inmóvil que a veces me parece que soy un aprendiz de muerto que practica para llegar a ser un buen difunto", Sándor Márai, de su libro "La mujer justa".

Amanda Sue -

Este poema, no lo puedo evitar, me recuerda a la mujer justa. La nostalgia de un amor perdido que inconscientemente (o no) recordamos.
Estoy de acuerdo con Canela en que recuerda mucho a un bolero. Animos, llorar es bueno, pero hay que recuperarse. Un beso.

Amkiel -

canela: No estoy seguro de que dejar de llorar sea buena idea, ¿quién regará la sensibilidad que nos hace humanos? Además, hoy hay luna llena y es tan bonita.

Eklypse: A una caldera averiada sólo dan ganas de atizarla, aunque no sea de carbón o leña. El viernes no podré, mejor nos vemos a la vuelta del viaje y así me cuentas tus aventuras lusitanas. Besito.

Eklypse -

por cierto, triste poema. Demasiado triste para mí a estas horas.
besos

Eklypse -

Hola! finalmente no podré ir a l teatro (se nos ha estropeado la caldera en el piso y tiene que venir la dueña el jueves). Te lo cambio por un café tardío o una cerveza el viernes por la tarde si te parece bien.
Besos, Ojo Verde!

canela -

este poema es como un bolero o un tango o como una copla de amor desnortado... este poema es tristemente, tan cotidiano... he comenzado el año sensiblona y se me escapó alguna lagrimilla... "desproposito" para 2007, dejar de llorar!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres