Blogia
Panfleto LAETUS

El cautivado [costumbre navideña de la Provenza]

El cautivado [costumbre navideña de la Provenza]

Es un pobre hombre, muy inocente, que llega al portal de Belén con las manos vacías porque está demasiado ocupado admirando todo lo que ve, cautivado por la belleza de las cosas. Un villancico cuenta la historia:
 
            Y el cautivado alzaba los brazos
            diciendo: ¡Dios mío,
            qué cosa tan hermosa:
            un hombre que era desgraciado
            y ya no lo es!
 
Sus compañeros se burlan de él, le llaman vago, le acusan de no haber hecho nunca nada:
 
            ¿Cómo que no hice nada?,
            miré a los demás y les animé.
            Les dije que eran buenas personas,
            y que hacían cosas hermosas.
 
Los demás siguen burlándose, hasta que interviene la Virgen:
 
            No les hagas caso, cautivado.
            Tú viniste a la tierra para admirar:
            cumpliste tu misión y tendrás tu recompensa.
            El mundo será maravilloso,
            mientras haya gentes capaces de admirar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

lalo k -

¡FzNd!
:)

Amkiel -

lalo k: De nada, para eso estamos, sirviendo a la providencia para beneficio de las desmemoriadas y satisfacción mía. FzNd.

AlmaLeonor: No afilo el colmillo, lo hinco directamente, pero no temas... aunque seas tan tierna (y agradable). Un beso.

Comella: Felices fiestas llenas de paz, salud y felicidad. Y que el nuevo año nos colme a todos de satisfacciones, alegrías y muchos visitantes virtuales.

Comella -

Estimado Amkiel, te deseo una entrañable Navidad junto a tus seres queridos y que este 2007 que entra le traiga muchos éxitos a tu nuevo blog.
Un cálido abrazo.

AlmaLeonor -

¡Hola!
Te dije "bonita foto ¿es de da Vinci?"
...quería decir el cuadro, no que da Vinci hiciese una foto. ¡Que ya te estaba viendo yo el colmillo! jejejeje.
Besos.AlmaLeonor

AlmaLeonor -

¡Hola!
laloK, una historia muy bonita la que cuentas.

Amkiel, siempre me ha encantado conocer a gente que aún es capaz de ilusionarse como un niño ante las cosas, de sentir admiración por lo más pequeño, de experimentar la curiosidad por todo y por todos. Esas personas no han dejado de ser niños, no se han dejado embaucar por el frenético devenir de la propia vida. Me encanta la gente así. Yo quiero ser así.

Por cierto, bonita foto ¿es de da Vinci? jejeje, ¡¡¡FELICES FIESTAS!!!

Besos.AlmaLeonor

lalo k -

Este villancico me ha hecho recordar la historia de Marta y María que nos contaba mi abuela a mi hermana y a mí cuando éramos peques. Siempre me enorgullecía que me adjudicase el papel de María. Ahora que lo pienso... llevo demasiados años ejerciendo de Marta... ¿Cómo no me he dado cuenta hasta ahora de que lo mío es "ser" María?.
Gracias, Amkiel, por recordármelo.

Lucas 10:38-42
38 Aconteció que, yendo de camino, entró en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa.
39 Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra.
40 Marta, en cambio, se preocupaba con muchos quehaceres y, acercándose, dijo:
-Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude.
41 Respondiendo Jesús, le dijo:
-Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas.
42 Pero solo una cosa es necesaria, y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres