Blogia
Panfleto LAETUS

· Motivos personales ·

· Motivos personales · Ya me lo decía mi abuela cuando siendo niño hacía morros a una comida desagradable: "te quejas de vicio, piensa en todos aquellos que no tienen qué comer". Desconozco cual sería su verdadera intención al decirme aquello, pues las acelgas seguían sabiendo igual de apestosas y, encima, se añadía la pesadumbre de pensar en los hambrientos que no tenían mis asquerosas acelgas para llevarse a la boca. Después, mientras atravesaba los inestables años de mi adolescencia, cuando algún día me mostraba huraño y tristón, mi madre, fiel seguidora de las enseñanzas de mi abuela, me decía: "no estés triste, piensa en todos aquellos que están peor que tú", pensando cuando menos en lisiados y tullidos. Entonces me hundía aún más pensando en que debía de ser algo imbécil por no tener "verdadero motivo" para estar así, ni siquiera tenía el consuelo de intentar lesionarme gravemente, pues siempre habría alguien en peor estado que yo. Más tarde, cuando ingresé en la efímera juventud que tanto nos empeñamos en que dure, cuando algún día irradiaba felicidad y alegría siempre aparecía el amigo concienciado que, sutilmente, me hacía ver que era vergonzoso que yo disfrutase tanto cuando aún había tantas injusticias en el mundo pues, según él, mi disfrute equivalía a un espaldarazo al sistema capitalista que oprimía a los desfavorecidos... vamos, que me amargaba la fiesta. Y ahora, cuando los niños por la calle ya me dicen "señor, ¿nos pasa la pelota?" y ya no tengo derecho al "Carnet Jove", ahora que hasta me gustan las acelgas y hay ciertos amigos que he preferido olvidar, cuando estoy melancólico pienso en todos aquellos que son felices en algún lugar del mundo en ese preciso instante y me digo: "me quejo de vicio, seguro que hay alguien alegre en estos momentos".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Amkiel -

No me dejo ver porque te enamorarías de mí.

Yamile -

hOLA AMKIEL, NO T CONOSCO, PERO, ME GUSTARÍA, ME PLACE CONTARTE QUE TU ESCRITO ES FANTABULOSO, NO ENTIENDO PORQUE TANTA INSPIRACION, ERES MAGNIFICO, QUIEN PODRA SER TU MDRE QUE ENJENDRO UN GRAN HIJO, PORQUE NO DEJAS VERTE, ME ENAMORIA DE TI EN UN SEGUNDO...BESOS.

Amanda Sue -

Hola Amkiel, aquí Amanda Sue de nuevo. De momento no me cambies el nombre...
De nada hombre, tenía ganas pero no encontraba el momento.
No puedo seguir tu ritmo, pero prometo no perderlo de vista.
En cuanto a la opinión, procuro ser sincera, tanto para bien como para mal.
No es por nada, pero soy bastante crítica y radical... JA, JA, JA, JA!!!
Besos.

Amkiel -

Hola Amanda Sue, aquí Amkiel, cuando se vean nuestros seres reales, ¿te puedo llamar Amanda Sue?, je, je. Me alegra que te hayas dejado caer por aquí y gracias por opinión tan favorable. Un beso.

Amanda Sue -

Hola! me estreno en esta bitácora, que ya tenía ganas. Sólo decirte, que me parece un texto digno de cualquier editorial y que no podemos evitar sentirnos identificados.
Me encanta ese final optimista, que es como hay que ver las cosas.
Besos y hasta muy pronto... espero!

Amkiel -

Me he quedado sin palabras... gracias. En general, serán propios los textos que tengan en el título un punto delante y otro detrás (algún día explicaré el origen de esta costumbre). Por cierto, mi intención es utilizar también la bitácora para recuperar algunos textos míos antiguos.

AlmaLeonor -

¡Hola!
Que conste en acta que primero lei el texto y me dije "esto es de Amkiel, seguro", luego busqué el autor como sueles hacer en otros y al no verlo.... confirmé sospecha. Pero lo primero fue reconocer tu impecable estilazo, maestro.

Besos.AlmaLeonor.

Amkiel -

Va a ser que sí, son fáciles de reconocer. Un beso.

AlmaLeonor -

¡Hola!
¡¡Esto es tuyo!!! ¿a que si?

Ya tenia yo ganas de leer algo tuyo.

Besos.AlmaLeonor.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres